Hermandad Sacramental de Nuestra Señora de la Estrella
Patrona de Coria del Río y Titular de la Parroquia Santa María de la Estrella

Azulejo perteneciente a la Hacienda Ntra. Sra. de la Estrella, siglo XIX

Historia

Según recoge las Reglas de la Hermandad de Ntra. Sra. de la Estrella, los avatares han hecho que los documentos conservados sobre la Hermandad de Ntra. Sra de la Estrella de Coria del Río sean muy escasos; incluso se han perdido las anteriores Reglas de la Hermandad. No obstante, si son suficientes y significativos como para acreditarle a esta hermandad una antigua existencia.

Con respecto a la devoción a Santa María, podemos remontarnos a finales del Siglo XIII, fecha en la que fue construido el edificio de la Iglesia de la que es titular. Fue el mismo Rey Alfonso X quien comenzó a fomentar la devoción a Santa María de Coria, recogiendo en la Cantiga CCCXXIII el milagro que hizo resucitando a un niño durante las algaradas árabes que arrasaron la villa.

El primer texto documentado conocido en el que aparece el título de Santa María de la Estrella, es el libro de bautismos número 0 de los que esta parroquia correspondiente al año 1553.

Ademas de los libros parroquiales, se encuentran referencias a esta Hermandad:

En la lámpara votiva del presbiterio en la que esta descrita la leyenda: “La hizo la Hermandad de Ntra. Sra. de la Estrella, año de MDCCXXX".      

 13-07-1938, Fotografía de José María González-Nandin, Universidad de Sevilla

En el Archivo Histórico del Ayuntamiento de Coria del Río, Legajo II, folio 43, vuelto correspondiente al Marques de Ensenada del año 1751 que dice; "Hermandad de Nuestra Señora de la Estrella, titular de la Iglesia de  esta villa. Tiene esta Hermandad por bienes propios suyos cuarenta y dos reses vacunas cerriles, grandes y pequeñas, machos y hembras que el producto de de todo este ganado se convierte y distribuye en el culto y obsequio de la imagen de Nuestra Señora y en él hay veintiuna vacas de vientre con las cuales utiliza por razón de su esquilmo y parición al respecto de treinta y siete reales  y medio de vellón por cada cabeza, que hacen setecientos ochenta y siete reales y diez y siete maravedíes de vellón al año".



La Primera referencia encontrada en el siglo XX, en el "Libro de Caja de la Hermandad de Ntra. Sra. de la Estrella, Sección de Señoras" de 1938, donde se hace constar que en la Función Principal de la Hermandad de Ntra. Sra. de la Estrella participa el Coro dirigido por Herminia Ruíz Peña.

La Novena del año 1938, fue realizada por un Sacerdote que era de otro municipio, hospedándose en la casa de Párroco D. Esteban Rodríguez Núñez.

Por estas fechas se celebra mensualmente una Misa de Hermandad, además de la que se dedica en el mes de Noviembre por la memoria de los hermanas y hermanos difuntos. 

La Hermandad tiene muchísima actividad durante estos años, se realiza la rifa de un cuadro de la Santísima Virgen de la Estrella,  se pone a la venta la lotería de la Virgen (Navidad).

A principios del año 1942, debido al estado de conservación de la Virgen y del Niño Jesús, son sometidos a una restauración. 

En los años 1951 y 1952, se celebra un Solemne Triduo realizándose una procesión claustral por el interior de la Parroquia de Santa María de la Estrella, siendo este último año los predicadores del Triduo, los Sacerdotes D. José María Arroyo y D. Francisco García. 

Otra de las actividades de la Hermandad de Ntra. Sra. de la Estrella, era la participación en los entierros, acudiendo con el Simpecado de la Virgen, que además participaba en la festividad del Corpus Christi.

En 1953, el rostro de la Virgen de la Estrella es sometido a una nueva restauración, aunque en este caso la intervención es de menor importancia. 

Años más tarde el  22 de Julio de 1958, se celebra un Cabildo de Oficiales, para tratar sobre la restauración de la Virgen de la Estrella, que ha sufrido bastantes daños a consecuencia  de la mala combustión de una vela por el calor reinante prendiendo fuego en el manto, sufriendo la imagen de la Virgen daños en la mitad de la cara en su parte derecha y manos.

Reunida la Junta de Gobierno, bajo la presidencia  del Hermano Mayor D. Manuel Peña Baquero y con la supervisión del Sr. Cura Párroco, se traslada la imagen de la Virgen a su camerino, retirándose del culto temporalmente, para su inmediata restauración,  encargándose el Sr. Gutiérrez, Coadjutor de la Iglesia Parroquial de traer a un escultor de Sevilla, para su examen y posterior restauración sin tener que salir de la localidad.

De esta restauración se da cuenta a la primera autoridad de la localidad, hermanos,  y pueblo en general, que al ser la Patrona de este pueblo quien ha sufrido las quemaduras, participen todos sus hijos que voluntariamente puedan y lo deseen, para que lo más pronto posible pueda estar en su camarín del Altar Mayor y dedicarle el culto que Ella merece.

En la Villa de Coria del Río, a 12 de agosto de 1958, siendo las 20:00 horas reunidos en la Iglesia Parroquial y con la asistencia del Sr. Párroco don Esteban Rodríguez Núñez, y la asistencia del Hermano Mayor D. Manuel Peña Baquero, D. Manuel Pérez López como tesorero y siendo Secretario D. José Borrego Fernández, se da lectura, a la relación de donativos recibidos para la restauración de Ntra. Sra. de la Estrella, Patrona de esta Villa, así mismo se anuncia una Sabatina en honor a nuestra Patrona, invitándose a las autoridades, hermanos y vecinos en general.